Cuatro efectivas maneras de meditar con el Tarot

meditacion-7165

 

A menudo pensamos que meditar es permanecer en absoluta quietud física y mental. También creemos que quienes pueden hacerlo están más conectados con lo divino. Para mí, la meditación no siempre se trata de quietud. Es cierto que es refrescante poder sentarse unos minutos en silencio y acallar la mente y reconocer la divinidad que nos habita, pero no es la única manera de hacerlo.

Generalmente pensamos que entre mayores experiencias místicas tengamos, me refiero a sentir cosas, percibir más allá de los sentidos o ver luces, hemos avanzado más. Sin embargo, la verdadera pregunta que deberíamos hacernos es ¿qué tanto amor expresamos?, ¿qué tan pacientes somos?, ¿hemos dejado de juzgar y de criticar a los demás?, ¿vivimos más plenos, sanos y felices? Estas respuestas son un efectivo termómetro para saber si andamos bien encaminados o, por el contrario, nos estamos engañando a nosotros mismos.

Hoy quiero proponerles cuatro sencillas maneras de meditar con el Tarot. Son ejercicios fáciles para observar aspectos que no habían visto y expresar dones que tal vez no se han permitido manifestar. El propósito es conocerse más, despertar la intuición y entregarse a la sagrada conciencia del Tarot.

1Mezcla las cartas, ponlas en tu corazón y pregúntales qué debes trabajar esta semana. Luego saca una carta sin ver. La carta que te salga es perfecta, recuerda que el inconsciente nunca se equivoca. Durante siete días ponla en un lugar visible en el día y debajo de tu almohada en la noche. No pienses, no te estreses, no tienes que ser un experto tarotista para hacerlo. Solo deja que el arcano te hable. La información llegará de maneras inesperadas.

2. Siéntate cómodamente en un lugar tranquilo, preferiblemente que esté oscuro y en silencio. Prende una vela blanca, de tal manera que la llama quede a la altura de tus ojos, y ubica la carta que te salió detrás de la vela. Durante cinco minutos o más haz tratak, una técnica milenaria que consiste en mirar fijamente una imagen sin parpadear para fomentar la concentración y aquietar y relajar la mente. Si los ojos se cansan ciérralos un momento y vuelve a empezar. Hazlo hasta que te resulte cómodo y luego cierra los ojos y quédate unos minutos en silencio. Observa qué sucede.

3. Con papel mantequilla calca la carta que te salió y luego píntala. Pon la carta en tu corazón y pregúntale: ¿Qué debo aprender? ¿Qué es lo que no estoy viendo? ¿Qué don o cualidad aun no expreso? Permite que la respuesta llegue espontáneamente desde tu corazón.

4Visualiza como la imagen del arcano que elegiste entra por tu coronilla y se apodera completamente de ti. Se integra totalmente a tu cuerpo, tu corazón, tu mente y tu sexo. En voz alta, como si entonaras un mantra, repite tres veces el nombre del arcano y siente como ese sonido vibra y se apodera de todo tu ser. Comprométete a recordar y a sentir esa vibración en lo que queda del día.

Recuerda que el Tarot es para todos. Si no tienes uno escoge un número del 0 al 21 y luego busca en internet qué arcano representa e imprime esa imagen. Te propuse cuatro ejercicios prácticos para meditar con el Tarot. Si te parece, puedes hacer uno cada día. Ahora depende de ti.

 violta final

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: