Meditar en TransMilenio (parte II)

yoga_urbano

Hace un par de semanas escribí sobre la posibilidad de aprovechar ese tiempo que pasamos en el transporte público meditando. Propuse que en vez de convertir el tráfico en una tortura lo volvamos un aliado ya que, al hacerlo, ayudamos a que el estrés con que vibra la ciudad disminuya y podemos vivir nuestro día de una manera más alegre y relajada. Aunque algunos de los lectores confesaron realizar prácticas de meditación en el transporte público, la mayoría juzgó duramente la propuesta. Sin si quiera considerarlo lanzaron un juicio de valor y se fueron por el camino más fácil: la crítica. Estos días he estado pensando que tal vez la reacción  de algunas personas se deba a que aún hay muchos mitos sobre la meditación que no nos permiten abrirnos a una comprensión mayor.

  1. Creemos que la única manera de meditar es estar en silencio, aislados y sentados en posición de loto durante una hora. No es cierto. Claro, es una manera de hacerlo, pero no es la única (Por ejemplo, Osho tiene decenas de meditaciones en movimiento, hay gente que medita con un tipo específico de danza o caminata. El Tai- Chi es otra gran meditación en movimiento). Si crees que solo puedes meditar de esa manera, de alguna manera te vuelves dependiente de ese contexto. Buenísimo si estás en un lugar de la naturaleza o un espacio tranquilo, pero si no logras meditar en este tipo de lugares siempre por qué no lo haces donde puedas: un avión, un baño, una oficina y, por qué no, TransMilenio. Sé que a veces no es fácil meditar en un bus, pero muchas veces sí, así que por qué no intentarlo.
  2. La meditación es un estilo de vida y no se reduce exclusivamente a un momento de tu día. Tal vez todos conocemos personas que meditan y que, cuando salen de su práctica, se irritan o se estresan con facilidad. Meditar es estar consciente de quien eres todo el día. Es ser congruente con lo que dices, piensas y haces. Los grandes maestros le han demostrado a la humanidad que viven en permanente estado de meditación.
  3. Muchos creen que estar en estado de meditación es perder la conciencia. Cuando escribí Meditar en TransMilenio muchos me escribieron diciendo que si lo hacían lo más seguro es que los robaran o atracaran. Nada más lejos de la realidad. Cuando meditas, de la manera en que a ti te funcione, estás más consciente y despierto que nunca. Dejas de vivir en automático y entras en un estado de conciencia relajada sin dejar de estar alerta.
  4. Algunos creen que meditar es silenciar la mente por completo, no tener pensamientos. Hay muchas prácticas, como la Meditación Trascendental, que demuestran que no siempre es así.
  5. Meditar te ayuda a entrar en ti pero no significa desconectarse del mundo. Por el contrario, cuando meditas con regularidad aprendes a funcionar en este mundo mucho mejor.

Si estás interesado en pedir una cita llama al 3158306069

POSTER REIKI

La formación en Reiki Unitario se realizará el 2, 3 y 4 de octubre de 2015

Anuncios

Un comentario el “Meditar en TransMilenio (parte II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: